+34 911 334 291
 info@dentalgetafe.com
  • 05-07-2016
  • Staff
Ante todo hay que tener claro que un implante no es una dentadura. Por suerte, los implantes, son la mejor solución ante una pérdida de una pieza dental. El gran problema de las prótesis dentales y puentes fijos son el mantenimiento y las incomodidades de su uso.

Un implante dental es un diente artificial “raíz” artificialmente colocado en la boca para soportar una prótesis dental, tales como una corona, dentadura o puente. Está hecho de metal de titanio y se fusiona con el hueso de la mandíbula que actúa como una raíz de diente que falta.


La gran pregunta es: ¿es adecuado para usted?. Antes de nada, lo primero es someterse a un examen oral y dental por un experto en implantes dentales.

Una vez que se ha decidido y el experto le ha aconsejado un implante dental, hay cinco cosas que debe saber:
  1. Los Implantes tienen una estética real y no aprecia la diferencia. En cuanto a la apariencia y el tacto, la única diferencia,
    es que no hay diferencia. Se fabrican y diseñan para sentirse y verse igual que otra pieza dental de su dentadura real.
  2. Los Implantes sirven como reemplazo a la raíz perdida de la pieza dental que falta. Al perder un diente, con el, también se pierde la raíz del mismo. Los implantes dentales no solo sustituyen al diente (la parte visible) sino que,
    también sustituyen las raíces. Esto es importante ya que las raíces se anclan en a la mandíbula. Esto permite que los tejidos vuelvan a crecer alrededor del implante. De esta manera se crea una integración natural entre el hueso y el implante. En el caso de no usar un implante dental, se perdería densidad de la masa ósea.

  3. Los Implantes dentales pueden ayudar a proteger las piezas dentales sanas. Cuando se usa un puente dental, normalmente implica un corte o modificación de las piezas dentales adyacentes para garantizar el puente dental. En cambio con los implantes eso no sucede, siempre respetan las piezas abyacentes.

  4. No existen diferencias a la hora de comer. A menudo las dentaduras postizas tradicionales se desplazan cuando se come y la fuerza de la mordida es inferior a las piezas dentales naturales. Sin duda los Implantes no tienen estos problemas, la mordida es igual de natural y permite aplicar la misma fuerza de mordida. Le permiten comer cualquier tipo de alimento sin ningún esfuerzo añadido, molestia o sensación de dolor.

  5. Los Implantes tienen una tasa altísima de éxito. El éxito del implante depende directamente de la salud bucal del paciente, del estado de la mandíbula donde se implantan y la experiencia del especialista que le realice el tratamiento. Por lo general, suelen tener una tasa de éxito del 95%.

  • Implantes
  • Tratamiento
  • Prótesis
  • Puente
  • Corona
  • Raíz
  • Pieza Dental