+34 911 334 291
 info@dentalgetafe.com

El blanqueamiento dental es un tratamiento dental estético (Odontología estética) que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes.

El blanqueamiento de los dientes permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por medicamentos como las (tetraciclinas) o bien por causas extrínsecas como el té, café y otras infusiones, cigarrillos y vino tinto, entre otras sustancias y alimentos. Sin embargo, no todas la manchas u oscurecimientos dentales son eliminables o mejorables a través del blanqueamiento dental y pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas de porcelana o fundas.

Generalmente se realiza un blanqueamiento en la consulta y dura aproximadamente 1 hora, con el cual el paciente ya ve cambios significativos y se indica un tratamiento complementario en el hogar, con las respectivas indicaciones del odontólogo. Este tratamiento a altas concentraciones puede repetirse a modo de mantenimiento después de 6 meses a 1 año, según la severidad de las manchas o pigmentaciones que el paciente presente. En general, aunque depende del estado de la dentadura de cada paciente, es importante y necesario realizar una limpieza dental profesional (ultrasonidos + cepillado profesional) completa previa a la realización del blanqueamiento dental.

  1. Se examina el estado de los dientes y encías, así como su color.
  2. Se comprueba el tono original de los dientes mediante un muestrario estándar de colores dentales.
  3. Se hace higiene dental para eliminar impurezas y placa.
  4. Se protegen las encías con una pasta especial que recubre las encías.
  5. Se aplica el gel blanqueante.
  6. La sonrisa queda aclarada uno o más tonos respecto al original.
  7. Se comprueba la diferencia entre el color original anterior y los dientes blanqueados.
  1. Desde la primera sesión ya se notan los dientes más blancos. Las sesiones en clínica no duran más de 1 hora.
  2. Se blanquea el diente sin desgastar el esmalte y sin perjudicar la encía.
  3. Una sonrisa blanca ayuda a sentirnos más seguros.
  4. Con una sonrisa atractiva se causa una mejor impresión.